Definitivamente cuenta con la mejor panorámica urbana y desde el es posible tener una magnífica vista del Paseo de la Reforma. Desde los pisos 15 y 16, donde se encuentra este exclusivo spa, puede contemplarse a la Diana Cazadora. Por supuesto, el hotel mismo donde se encuentra este spa amerita ser recorrido por su lujoso ambiente. Simplemente el vestíbulo, en el tercer piso, nos deja ver la elegancia que maneja como sello este formidable hotel.

El nombre de “remede” que tiene este spa, se debe a que allí se utiliza una línea de productos franceses. Si el público así lo prefiere, puede adquirir estos mismos productos al final de la sesión, en la boutique del lugar. Este estupendo spa, aconsejable de conocer cada que se visite la Ciudad de México, cuenta con un amplio menú de tratamientos faciales y corporales, así como otros varios servicios elementales de belleza, como es el caso de la manicura y la depilación.

Todas las opciones de tratamiento incluyen quesos, champaña y frutas artesanales. Cuenta también con una alberca de 10 metros de largo, así como también 6 cabinas de spa con camas térmicas, gimnasio, pilates y estudios de yoga. El mejor masaje que allí se aplica es el personalizado Remede, con una duración de 60 minutos.

Imagen: http://fianceebodas.com/