En la Riviera Maya se pueden tener unas vacaciones cien por ciento disfrutables. Es un entorno turístico colmado de bellezas naturales y sitios de veraneo tan recomendables como Playa del Carmen, Cozumel o Cancún. En cuanto a este centro de veraneo, uno de los más exitosos del Caribe Mexicano, resulta una magnífica opción vacacional. No obstante, hay algunos consejos que vale la pena seguir para gozar al máximo de un periodo de asueto en esta paradisiaca región de la República Mexicana. Eso es lo que les comentaremos en las líneas que siguen.

Es importante mencionar que el clima en Cancún es bastante caluroso a lo largo del año. Este centro de veraneo tiene una temperatura de 25 grados centígrados en promedio, si bien, es frecuente que se presenten temperaturas de hasta 30 grados centígrados. Ahora bien, de junio a octubre hay una temporada de lluvias bien definida en la región, por lo cual, es preferible visitar Cancún desde noviembre y hasta el mes de mayo.

Para hallar alojamiento en este sitio paradisiaco nunca se tendrá problemas. Los hoteles en Cancun son de excelente nivel y muchos de ellos gozan de excelentes ubicaciones geográficas cerca de las playas más famosas de la zona.

En cada ocasión que se tenga de visitar Cancún es aconsejable tomar tours a los principales sitios arqueológicos de esta parte del territorio nacional. Por ejemplo, Chichen Itzá es una referencia imperdible para el turismo arqueológico en el sureste mexicano. Localizado a 200 kilómetros de Cancún, Chichen Itzá es uno de yacimientos precolombinos más importantes del país. Es un tour que todos los vacacionistas en Cancún deberían de disfrutar.

También se antoja como interesante un paseo a Tulum, Pueblo Mágico quintanarroense que atesora vestigios arqueológicos impresionantes, antiguas estructuras que se levantan en lo alto de un acantilado frente al Mar Caribe.

Otro de los aspectos más relevantes de esta comunidad costera tiene que ver con la belleza de sus playas, las cuales son destacadas por su arena clara y tersa y sus aguas de un azul de gran pureza. El oleaje es tranquilo y adecuado para la práctica de los deportes náuticos más populares.