La Colonia Condesa es uno de los principales atractivos de la Ciudad de México. Lo anterior se debe, especialmente, a los valores históricos, arquitectónicos y culturales que tiene. En el siglo XX, las colonias Roma y Condesa decayeron, luego de un periodo de gran prosperidad, por el crecimiento de otras zonas de la capital mexicana.

Tras el terremoto de 1985, que causó graves daños en el área Roma-Condesa, se llevó a cabo una intensa tarea de recuperación por parte de inversionistas y vecinos. Actualmente, este barrio tradicional de la Ciudad de México, es un significativo foco turístico para la capital del país.

Pasear por la Colonia Condesa, la Roma y la Hipódromo Condesa, es como acercarse a lo mejor del pasado y el presente de la Ciudad de México. El entorno está definido por construcciones art decó y numerosos restaurantes, bares, librerías, cafés, galerías y centros culturales.