Para quienes visitan la Colonia Condesa, seguramente tienen muchas alternativas de esparcimiento disponibles. Pero quienes deseen aún más cosas por ver o hacer, en la Ciudad de México, les aconsejamos visitar algunos de sus sitios más emblemáticos. El Palacio de Bellas Artes y la Alameda Central son dos de los principales.

El primero es un monumental templo de blanco mármol, localizado cerca del Edificio de Correos, apenas pasando el Eje Central. Es el foro artístico más significativo de la nación y sede de los espectáculos de danza clásica, música sinfónica y ballet, más relevantes a nivel nacional. Fue construido en el Porfiriato, de acuerdo a una proyección Art Nouveau de Adamo Boari. Sin embargo, tras la Revolución Mexicana el edifico se concluyó con varios detalles estilo art decó.

No lejos de allí se encuentra el que fuera el primer parque público de la capital mexicana: la Alameda Central. Fue construido a finales del siglo XVI bajo el mandato del virrey Luis de Velasco hijo. Es un parque urbano que ha sido remodelado a lo largo del tiempo, y es todavía una de las áreas verdes metropolitanas más célebres de la capital.