La mayoría de los deportes náuticos son bastante adictivos por las emociones que nos propician al practicarlos. Actividades como el buceo, natación, velerismo, navegación en kayak y pesca deportiva son de las más practicadas en el mundo, por aquellos turistas que vacacionan en destinos costeros. Esa es una constante que se presenta también en las principales playas del país.

En efecto, los centros vacacionales más famosos de las costas mexicanas resultan propicios espacios para la práctica de variados deportes náuticos. Eso lo comentaremos con mayor detalle en las siguientes líneas: les mencionaremos cinco playas mexicanas para practicar deportes náuticos.

Tener abundante diversión al practicar deportes náuticos en México tiene mucho que ver con elegir el destino adecuado. Por ejemplo, Zicatela, playa de las costas oaxaqueñas, no solo cuenta con magníficas condiciones para la práctica del surfing, sino además  hoteles al alcance de cualquier presupuesto. Por ello es de los sitios costeros más visitados en nuestro país por los aficionados al turismo alternativo o mochilero.

Otra magnífica playa para practicar deportes náuticos la tenemos en Zayulita, en las costas de Nayarit. Se trata de Playa Escondida, paraje costero que nos solamente resulta estupendo para la práctica del surf y la natación, sino que, además, por su ambiente silvestre, es ideal para llevar a cabo distintas actividades relacionadas con el turismo de naturaleza.

Es tiempo de recomendarles a Bahía de Matanchen, en la comunidad de San Blas, Sinaloa. Se perfila como una villa de personas dedicadas a la pesca que tiene un ambiente sumamente pintoresco y una amplia bahía en forma de media luna en la cual se pueden practicar distintas actividades recreativas.

Volviendo a los rumbos de Oaxaca destaca allí otra playa formidable, especialmente propicia para practicar deportes acuáticos y para el ecoturismo. Nos referimos a Mazunte, justo a donde acuden periódicamente miles de tortugas marinas para desovar.

Tiene un ambiente similar en cuanto a su pureza silvestre con Playa Michigan, en el estado de Guerrero. Se proyectan ambas como aislados rincones costeros en donde se tienen disponibles las condiciones perfectas para el descanso y la práctica de los más apasionantes deportes náuticos. En sus alrededores hay algunos  hoteles baratos para obtener un satisfactorio alojamiento.