Uno de los llamados “Pueblos Mágicos” más interesantes del país se encuentra en el estado de Durango. Nos referimos a Mapimí, un sitio de grandes atractivos que, por su excelencia turística, merece ser promocionado más a fondo. Justo para ello y para conocer acerca de otros interesantes Pueblos Mágicos, dedicaremos el resto de esta nota.

Esta comunidad duranguense tiene ese nombre tan singular haciendo referencia a la zona desértica donde se localiza: el Bolsón de Mapimí. Además de obtener la declaratoria de “Pueblo Mágico” por parte del gobierno federal, por su estupenda proyección turística, Mapimí también está reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por sus tesoros naturales, históricos, culturales y arquitectónicos. No menos destacada es la gastronomía que se cultiva en la región, misma que destaca a nivel nacional por la originalidad de sus ingredientes y lo interesante de sus recetas más típicas.

Los orígenes de Mapimí están estrechamente relacionados con el surgimiento de la mina de Ojuela. Durante el esplendor minero que vivió Mapimí, se construyeron en la ciudad edificios de hermosa arquitectura, grandes, elegantes y señoriales, los cuales, hasta la fecha, engalanan las calles de esta ciudad provincial. Uno de los referentes turísticos de Mapimí es el monumental Puente de Ojuela, el cual aún motiva una enorme admiración en quienes lo visitan por su magnífica ingeniería. 

Es tiempo de comentar acerca de otro Pueblo Mágico muy interesante. Se trata de Palizada, en el estado de Campeche. Visitar este sitio maravilloso del territorio mexicano nos da la oportunidad de emprender distintas actividades turísticas y paseos muy interesantes. Palizada se ubica muy cerca de la Laguna de Términos y eso explica en buena medida los magníficos paisajes que nos brinda. El curioso nombre que tiene este Pueblo Mágico, se relaciona con la gran cantidad de árboles de madera tintórea que crecen en su ambiente silvestre, más específicamente de la especie denominada como Palo de Brasil.

Vale la pena emprender largos recorridos turísticos por las pintorescas calles, plazas y avenidas de Palizada, para admirar sus construcciones de influencia arquitectónica francesa y para conocer el apacible estilo de vida que cultivan sus habitantes, personas siempre amables con los visitantes.